Neptuno se pone Directo en Piscis

(29 de Noviembre 2020)

Neptuno Directo en Piscis

Desde el 23 de Junio 2020 Neptuno ha estado retrogradando en el signo de Piscis (entre los grados 18 y 20 puntualmente).

Durante el período retrogrado muchas ilusiones o velos pueden haberse «caído» llevándonos a un estado de mucha desilusión y desánimo. Las aguas de Neptuno nos «limpian» de una manera muy imperceptible y dejan ir con la marea muchas cuestiones que ya están caducadas.

Al ponerse directo, esta capacidad de que se creen ilusiones o «realidades invisibles» vuelve a surgir. Es importante que tratemos de tener los pies bien plantados en la Tierra para que esas ilusiones o realidades virtuales sean creadas con una noción completa y auténtica con nuestro mas profundo ser y no acabemos auto-engañándonos o hipnotizándonos con el canto de la sirena de Neptuno.

Un sano contacto con la energía neptuniana podría ayudar a que canalicemos este cambio energético de una manera productiva: baños de inmersión, escuchar música, ver películas, meditación, estados contemplativos, el arte, escribir o cualquier técnica / practica que nos ayude a «bajar» a tierra las sensaciones o emociones que nos inundan y pueden confundirnos cuando Neptuno avanza.

El Eclipse del 30 de Noviembre 2020 (eje Géminis-Sagitario) puede darnos un momento de claridad en cuanto a esta energía y que nos ayude a tomar consciencia de… ¿Qué realidad estoy fantaseando / creando en mi mente? ¿Eres consciente de que tus pensamientos moldean tu realidad?

Una de las maneras con la que me siento más cómoda para explicar qué es para mi Neptuno es pensando en el Software de un ordenador. Un ordenador tiene una parte Hardware (dura, que sería Saturno, la realidad cruda del cuerpo y la materia) y una parte que es código (para los que no programamos es una parte invisible) que sería Neptuno…. ¿Verdad que el ordenador sin un sistema operativo no podría funcionar? Pues la realidad para mi es igual: sin sueños neptunianos tampoco podría funcionar…

Por eso es muy importante que seamos conscientes (y estos días son una oportunidad SUPER especial para que lo seamos) de cómo nuestra realidad está compuesta de factores invisibles para nuestros ojos (eso es Neptuno) y cómo esa «matrix» invisible puede ser moldeada por nuestra mente y nuestras emociones.

En definitiva, que el poder de cambiar los pensamientos (y por ende las realidades) está en cada uno de nosotros.

¿Qué nuevo mundo vas a crear? ¿Con qué nuevo mundo estás soñando?

Y digo mundo, pero me refiero a algo que puede ser aplicable a pequeños detalles de tu vida 🙂

Con mucho amor,

Paula

Paula Saccon
ricardo@grafismo.eu